Editoriales 2010

Editorial del nº 23 del 1 trimestre 2010

EL TIEMPO ES CORTO

He aquí,  diste a mis días término corto, Y mi edad es como nada delante de ti; Ciertamente es completa vanidad todo hombre que vive. Salmo 39:5

Acabamos de disfrutar nuestro VI Congreso _con 47 años de historia como Asambleas de Dios de España_ caracterizado por la sensación de estar ante un momento de oportunidad anhelado por mucho tiempo. Nuestras expectativas han crecido en nuestro Congreso y el deseo de trabajar juntos se ha potenciado. Al mismo tiempo, vemos que nuestra identidad Pentecostal cada vez se hace más fuerte y cobra más sentido nuestra razón de ser: evangelizar y fundar iglesias, hacer misiones y capacitar ministerios. Sin embargo, es una realidad el énfasis de estar ante el final de una década en la que la Iglesia se abre camino en medio de un mundo en crisis, convulsionado y ante un futuro incierto que a muchos nos hace despertar a la realidad de que el tiempo cada vez se hace más corto. Este sentir, en muchos momentos de la historia, ha sido coincidente con un fuerte mover de Su Espíritu inquietando al corazón de la Iglesia y a sus ministros hacia la urgencia por dar cumplimiento a la Gran Comisión y, por otro lado, se está generando una expectativa, por ver que lo que antes se resistía en suceder y que ahora se apresura a verse realizado en cumplimiento de su Palabra y sus promesas que, sobre todo, tendrán que ver con los resultados de la predicación del Evangelio.

Ahora, el sentir de apresuramiento, nos invita a sacar rentabilidad de nuestro tiempo. Billy Graham, dijo: “La Sagrada Escritura dice que Dios nos permite 70 años y quizá algo más. Los primeros 15 años se gastan en la infancia y temprana adolescencia. Veinte años se pierden en la cama; Y en los últimos cinco, las limitaciones físicas comienzan a reducir nuestras actividades. Esto nos entrega aproximadamente unos 30 años para vivir a plenitud como adultos. Si agregamos al cronómetro el tiempo para comer y pagar nuestros impuestos, quizá la cuenta disminuya a 15 años. Ahora suponga que gastamos siete de esos años viendo televisión. Eso nos deja solo ocho años.¡Nuestro tiempo es corto!

Reflexionando sobre estas palabras podríamos preguntarnos cuánto tiempo creemos que nos resta de vida (salvo contratiempos) y qué haremos con él. Para otros, el tiempo que resta no es mucho y lo más trágico es que mueren sin esperanza. De hecho, en un día morirán en el mundo 25.000 personas de hambre, más de 100.000 por ser abortados, 200 muertos por desastres naturales y, tan sólo en España, por día mueren 10 personas por suicidio, 8 por accidente de tráfico, casi 3 por delitos y en total, por enfermedades y causas diversas suponen un total de 1000 muertos por día. ¡Qué terrible! Es como si existiese un corredor de la muerte que por día conduce al paredón de la desgracia a más de un millar de personas en nuestro país.

Por tanto, atendamos a la Escritura cuando Pablo nos insta a que redimamos el tiempo, porque es corto (1ª Cor. 7:29). En realidad, el apóstol nos está exhortando a poner nuestras prioridades en orden para invertirnos en lo realmente trascendental. Nos invita a actuar como si el tiempo se fuese a acabar en forma inminente; que velemos porque el día se acaba cuando ya no podremos hacer nada hacia quienes la noche les alcanza.

No hay tiempo que perder y, por ello, nuestras Asambleas de Dios han de asumir su deber de impulsar la Gran Comisión bajo la dirección de una visión con prioridades correctas, con motivaciones fundamentadas en la extensión del Reino de Dios y bajo un acuerdo inquebrantable. Ante esta actitud, Dios no se resistirá para descender como la lluvia temprana y tardía sobre esta tierra que ha resistido la gran cosecha, pero que ha sido sembrada con mucho sacrificio y cuya semilla, después del invierno, aguarda a ser despertada en el tiempo de la primavera que no podrá ser impedida.

Juan Carlos Escobar
Presidente del consejo ejecutivo de FADE

Una respuesta a Editoriales 2010

  1. cristiano verdadero dice:

    viva la pepa
    viva el amor verdadero
    viva la pureza sexual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: